La vida es movimiento

Empezaba a estar cómodamente instalada en mi papel de mamá. Es tan fácil ser feliz viendo sonreír a tus hijos y sumergirte para siempre en esa tierna burbuja de amor…

Pero entonces llega algo nuevo, fuerte, muy fuerte, desde el exterior. Me llaman por primera vez en tres años para incorporarme como interina a un puesto de profesora de secundaria. Y, además, a un puesto al parecer especial (por lo profundo, por lo motivante, por ser duro y bello a la vez): profesora de aulas hospitalarias o centros de educación terapéutica o atención domiciliaria. Es decir: me arrancan de mi universo uterino, me sacan de mi casa para ponerme delante de otra realidad.

Me da penita (tanta) dejar a los peques un ratito cada día con su papá o sus abuelos o sus tías. Barajo la posibilidad de decir que no. Pero extrañamente Mawlana nos preguntó a los dos si trabajábamos cuando nos casamos y al responder ambos que sí, él dijo: very good. Quizá me toque ahora empezar una etapa nueva, conocer otras personas, otras realidades. Servir y aprender. Aprender. Aprender. Sólo el de arriba sabe bien por qué.

La vida es movimiento.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

6 respuestas a La vida es movimiento

  1. Maryam dijo:

    salam ay que dificil decisión!! Meded!!

  2. Hace no mucho tiempo, conocí a una madre que dejaba a sus hijos con sus padres para poder asistir a una caritativa. Un día que tenía que quedarse en casa, uno de sus hijos le preguntó, ¿hoy no vas con los pobres?, ¡pero si vuelves muy contenta! También ella tenía, como cualquier madre, la sensación de que, de alguna manera, abandonaba a sus hijos, pero esa observación de su pequeño alivió completamente su corazón. Ellos también reconocían que era bueno para ella experimentar esa gratuidad. Beso fuerte, y mucha suerte en la nueva etapa.

  3. PEPE Y ROSA dijo:

    Sólo piensa cuando llegues a casa , y ves a tus nenes , en dar muchas gracias por todo lo que la vida te ha concedido; aunque solo sea por eso,te ha merecido la pena aceptar el trabajo.
    ¡ AH ! , y sa sabeis, aquí nos teneis.
    Besos

  4. Marta dijo:

    Siento ese sentimiento tan duro de llevar,pero cuanto tengo que agradecer a esa llamada que te ha puesto en nuestro camino.un besote

  5. Pepa García Rojo dijo:

    Querida Marta:
    Tienes tanto amor que dar y tanta sensibilidad y conocimientos … También aprovecha al máximo el amor a tus hijos y tu esposo. La familia es lo que más importa.
    Te quiere, tu amiga Pepa, la profe de Latín.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s