Buenas noticias

Escribiría todos los días sobre millones de cosas que me suceden, que me vienen al corazón y a la garganta. Pero es tan intenso el día a día con dos bebés que casi no queda tiempo para despegarse unos instantes de la vida.

Cuando vino Sheij Hassan la última vez dijo que a los maestros sólo deberían dárseles buenas noticias. Comprendí aquellas palabras lentamente, en los días siguientes, reveladas durante el cocer de la sopa, el jugar de Abraham o el sonreír de Omar. Es posible llegar a ver la vida completa y lo que sucede sólo como una buena noticia. En el envés del dualismo con que existimos, al otro lado, explorando un poco más a fondo lo que somos, sólo caben la satisfacción y el agradecimiento.

Un ejemplo. Tengo dos niños pequeños. Tengo menos tiempo “para mí” que antes, paso la mayor parte del día ocupada en resolver sus necesidades básicas, estoy torpe para lo intelectual y ya no puedo ir al cine una vez por semana o vivir en Roma haciendo todo el día lo que me da la gana. ¿Y qué? Nunca me he sentido más libre (por entregar libremente mi vida a algo valioso), ni tan dichosa (la sonrisa de Omar, el entusiasmo de Abraham), ni desarrollando tan felizmente mi lado espiritual (precisamente por cambiar pañales). Siento además que el corazón no se divide cuando llega otro hijo, sino que se multiplica, y que no me entero más que de una estrechísima franja de lo real. Suspendo el juicio al imaginar en qué estado de gratitud puede vivir un santo.

Pero hay más, y sólo a ratos lo atisbo. Somos perfectos tal cual somos, el momento único en que vivimos, independientemente de todas las circunstancias externas, puede ser vivido como una gran noticia. Porque esa gran noticia nos trasciende y es eterna. Pertenecemos a ella. Y por eso la felicidad no depende de nada externo, ni siquiera de la maternidad que yo percibo como un regalo bellísimo del cielo. Es posible para todos cualquiera sea su circunstancia. Qué maravilla.

 

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Buenas noticias

  1. Pepe y Rosa dijo:

    Está muy claro, cuando te olvidas de ti y lo de los demás es realmente lo importante, entonces , si logras ser feliz.
    os queremos.

  2. Andreina (Nuria) dijo:

    Mensaje lleno de Luz.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s