Océanos, océanos, océanos…

Vuelvo de Chipre con tantas flores en el corazón. Mawlana ha bendecido a Abraham y el pequeño sonreía, hemos tenido días intensos, encuentros significativos, buenísima sopa y la maravilla atravesándonos el alma. Imposible describir tanta belleza para quienes no han estado allí.

Océanos, océanos, océanos. Mawlana repite esta palabra cuando nos habla y sin embargo sólo muy de vez en cuando capto un poco su realidad. Está deseando dárnoslo todo, sólo nos pide que le pidamos, Dios es un océano de Misericordia y nos conformamos con menos de la infinitésima parte de la gota que yace en un charco de ciudad. Sólo a veces lo siento, Mawlana, si abriera más mi corazón se colarían todas las flores de la primavera, sirviendo un solo segundo a Allah se instala en él la Eternidad. Queremos ser tuyos, cógenos de la mano, muéstranos tu Amor.

Gracias. Alhandulillah

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Océanos, océanos, océanos…

  1. ¡Qué alegría! Buenísimas las fotos.

  2. PEPE Y ROSA dijo:

    LLeva razón “”La vida es desvelo “”, muy buenas; y el BEBI para comérsele como las naranjas.
    Encantados con vuestro regreso. Besos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s